Dieta del limón

¿Qué es la dieta del limón?

La dieta desintoxicante del limón, es el nombre que se le ha dado a  un régimen de adelgazamiento y desintoxicación que se ha vuelto muy popular últimamente.

Pero antes  de dejarnos llevar por tendencias y modas, debemos entender qué es y en qué consiste la misma, pues al fin y al cabo, a nuestro cuerpo, al que vamos a someter a un nuevo régimen.

En este sentido, la  dieta del limón para adelgazar, es básicamente un sistema de desintoxicación, dirigido a  perder peso en un muy poco tiempo, a la vez que se libera el cuerpo de toxinas.

Esta dieta de desintoxicación, es sumamente efectiva, debido a las propiedades depurativas y digestivas de la fruta, que ayudan en gran medida a mejorar el tránsito intestinal y benefician la digestión.

acelerar metabolismo

Otra beneficio del cítrico, es su influencia positiva en la pérdida de peso,  por el alto contenido en vitamina C  y propiedades adelgazantes.

Las propiedades del limón para adelgazar son muy conocidas y valoradas. Es un excelente desintoxicante y desinflamatorio; contiene además, grandes cantidades de vitamina C con propiedades diuréticas y antioxidantes.

¿En qué consiste?

El primer paso para realizar la dieta del limón, consiste en olvidarse por unos días, de tus bebidas habituales y sustituirlas por limonada sin azúcar a temperatura ambiente.

Aunque te cueste un poco, deja el café, té, refrescos, zumos, batidos y obviamente, bebidas alcohólicas. Acostúmbrate a apreciar el sabor de la limonada, verás en a los pocos días, ya no te harán falta.

Vigila tu alimentación y el equilibrio que debe existir en el consumo  de proteínas, hidratos de carbono y grasas, a modo de llevar una dieta sana y balanceada.

Una de las recomendaciones que no debes olvidar, es la de consumir tu  limonada a temperatura ambiente.

Por otra parte, debes preparar la limonada justo antes de consumirla y hacerlo  antes de cada comida, con platos elaborados a base de carnes magras y verdura,  preferiblemente a la plancha, al horno o hervidos.

La realización de un régimen basado en el consumo de limonada, no está regido con la buena alimentación, es decir que con la inclusión de comidas balanceadas y vigilando lo que consumes.

Si realizas a conciencia  la dieta del limón para perder barriga, puedes contar con ello y con la pérdida de peso segura y constante hasta llegar a tu peso ideal.

Otra recomendación para la realización de esta dieta, es beber limonada justo cuando te levantes, antes de consumir cualquier alimento, esto debido a que el limón es un elemento es un elemento de la naturaleza, altamente purificante y desintoxicante del organismo por su elevado nivel de alcalinidad.

¿Cómo hacer la dieta del limón paso a paso para adelgazar rápido?

Hacer la dieta del limón es sumamente fácil, porque sólo tienes que agregar a la alimentación balanceada, la ingesta periódica y constante de limonada sin azúcar, ni aditivos.

En primer lugar, en cuanto te levantes,  exprime  un limón  en un vaso de agua caliente filtrada. Luego a lo largo del día, debes mantenerte altamente hidratado y por último,  modera más el apetito.

Debes tomar en cuenta que las propiedades del limón, te ayudarán a adelgazar y a desintoxicar tu organismo, por lo tanto, esta es una de las dietas más efectivas al momento de querer ponerte en forma.

Como ya te lo he dicho y lo repetiré sin cansarme, es que si quieres adelgazar, debes vigilar la ingesta de grasas, hidratos de carbono y azúcares.

Toma en cuenta que tienes que masticar bien los alimentos, a fin de favorecer la digestión.

No puedes saltar las comidas, eliminar una de ellas o faltar al horario de las mismas. Come con regularidad y dedica un tiempo prudencial a tu ingesta de alimento a horas regulares.

Evita comer cuando estés muy estresada, cansada o apurada. Disfruta de tus alimentos.

Come con moderación, es decir que tengas mucho cuidado con las porciones que colocas en tu plato, pues con la excusa de que estás consumiendo alimentos sanos, pretendes ingerir grandes cantidades de estos alimentos y  no lograrás absolutamente nada en materia de adelgazamiento.

Es importante que antes de comenzar con la dieta del limón, hagas una visita a tu médico, a fin de que te indique los análisis pertinentes, para  conocer el verdadero estado de tu organismo y si éste está en condiciones de ser sometido a un régimen tan estricto como el que nos ocupa en esta oportunidad.

Comienza a practicar algún deporte o actividad física regularmente. No tiene por qué ser en un gimnasio o con un entrenador persona, puedes comenzar con caminatas hacia o desde el trabajo, trotar suavemente alrededor del parque más cercano o sencillamente caminar a paso rápido por tu vecindario. Lo importante es que no seas sedentario y quemes calorías.

Una vez que sigas todos estos pasos, estás listo para hacer la dieta y apegarte al   menú que te daré más adelante.

Beneficios de la Dieta del Limón

5

Son ampliamenteconocidos los beneficios de seguir la dieta del limón, como agente estimulante de la digestión y desintoxicante del organismo. Veamos otros beneficios de poner en práctica este régimen alimenticio:

Ayuda a disminuir los niveles de glucosa en sangre.  La ingesta de limonada sin azúcar regula el azúcar en el organismo, es decir que si tus niveles de glucosa son demasiado altos o muy bajos, ya que  favorece la difusión progresiva del azúcar en sangre.  Para ello, debes incorporar a tu dieta, platos balanceados, con su porción de proteínas, carbohidratos integrales  y  leguminosas; además  verduras y frutas ricas en fibras.

Eliminas toxinas. La explicación a esta capacidad del limón como desintoxicante, es que la composición química del mismo, es muy parecida a los jugos gástricos y la saliva, por lo tanto es un agente muy conveniente para la acelerar la digestión y aligerar la eliminación de desechos corporales.

Alivia los problemas digestivos. El agua tibia de limón estimula los movimientos intestinales y disminuye los gases, eructos y el ardor en el estómago.

Es diurético. El jugo de limón estimula la cantidad de micciones y  ayuda al trabajo que realizan los riñones, manteniendo limpio el tracto urinario.

Es inmunizante. Su alto contenido de vitamina C, le otorga al limón, la capacidad de inmunizar al organismo contra catarros, enfermedades infecciosas y gripe estacional.

Estimula el cerebro. Debido al potasio que contiene, el jugo de limón ayuda a avivar la función cerebral y aviva el sistema nervioso central.  Por otra parte, este mismo potasio,  mantiene regulados los índices de la presión arterial.

Es antininflamatorio. Para evitar o aliviar los procesos inflamatorios, la medicina naturista recomienda la ingesta de limonada, pues el ácido ascórbico contenido en los limones, es un elemento que se utiliza desde la antigüedad en ese sentido.

Equilibra los niveles de pH. Si quieres mantener el equilibrio del pH corporal, el limón es tu aliado perfecto. Tomar jugo de limón te ayudará a alcalinizar tu cuerpo, ya que, aunque el zumo es ácido, dentro de nuestro organismo se convierte en alcalino, puesto que el ácido cítrico  y el ácido ascórbico, una vez metabolizados, no produce acidez, sino que contribuyen a que se alcalinice la sangre.

Elimina los efectos del ácido úrico. Una vez consumido el limón, sus efectos de regulación y equilibrio corporal, reducen considerablemente el ácido úrio en las articulaciones y en consecuencia, sus molestos efectos como lo son la inflamación y el dolor penetrante.

Evita la depresión. El limón tiene ciertas propiedades que te llenan de energía y mejoran considerablemente tu estado de ánimo. De hecho, quienes realizan tratamientos alternativos con olores, sostienen que el olor del jugo de limón   despeja tu mente y te ayuda a reducir la ansiedad, evitando así, algunos estados leves de depresión.

Impide  el mal aliento.  También aleja las bacterias de tu boca. Al consumir varias veces al día la limonada, eliminas cualquier bacteria que se pueda alojar en tu boca, eliminas el mal aliento y garantizas la ausencia de cualquier infección bucal.

Es un excelente antioxidante. Consumir el zumo de limón con agua temperada, provee la cantidad de enzimas necesarias para frenar los efectos del tiempo y la edad, combatiendo los radicales libres y sus consecuentes arrugas y manchas en la piel, ya que sus componentes depuran la sangre y por ende mantienen la piel radiante y limpia.

Ayuda a perder peso. El limón es considerado como el componente de la naturaleza con mayor capacidad para quemar grasa y por ende perder peso. Es una fruta hipocalórica y rica en fibras, una combinación muy eficaz para adelgazar.

Limón para desintoxicar el hígado

Nuestro cuerpo es nuestro templo y si quieres mantenerlo sano, es recomendable que cada cierto tiempo, al menos tres o cuatro veces al año, hagas un día de desintoxicación, especialmente para el hígado.

Nada como una limpieza a base de limón para mantener el hígado a tono y trabajando como debe ser.

Una de las formas más eficaces para desintoxicar el hígado, es haciendo un régimen de emergencia de un días para liberar  el cuerpo de toxinas que impiden la vitalidad, el funcionamiento y la labor de nuestros órganos internos.

La buena noticia, es que para lograrlo no es necesario ayunar, ya que podría ser contraproducente y si no provees a tu organismo de alimentos, lo más probable es que en lugar de eliminar desechos, logres que se acumulen muchos residuos que a la larga, se convierten en tóxicos y terminarás con más daño que antes.

La primera recomendación, es que bebas a lo largo del día, varios vasos de limonada, elaborada con el  zumo de un limón, agua a temperatura ambiente y una astilla de canela.

Menú modelo de desintoxicación

Al levantarte: 1 vaso de limonada con unas gotitas de vainilla.

Desayuno: deja pasar media hora desde que te tomes la primera limonada del día. Ensalada de frutos rojos, además de pera, manzana y almendras. Un yogur natural Bio.

Media mañana: un vaso de limonada, una banana.

Almuerzo: ensalada de lentejas con aderezo a base de zumo de limón, vinagre balsámico y aceite de oliva virgen extra, sin sal ni aliños.

Merienda:un vaso de limonada, una rama de apio, cinco frutos secos sin sal.

Cena: pescado a la plancha con zumo de limón

Post cena: un vaso de limonada templado o caliente

¿Cómo hacer una limonada?

6

Elaborar una limonada a fin de realizar la dieta del limón, es realmente sencillo, pues lleva ingredientes básicos y muy fácil de conseguir. Sin embargo, algunas personas agregan otros elementos, con la firme intención de variar un poco el sabor y evitar aburrirse.

La mezcla que te muestro a continuación, es la base de la dieta del limón, teniendo en cuenta que es un elemento importante de la misma, pues tendrás que ingerir esta limonada a lo largo del día, durante el período de duración de la misma.

En todo caso, debes tomar en cuenta que aún siendo la bebida de mayor importancia para la desintoxicación del organismo y liberación de toxinas, debes tener una alimentación equilibrada y saludable.

Lo primero que debes hacer es colocar agua filtrada tibia o temperada en un vaso y llenarlo hasta la mitad, calculando unos 200 o 250 mililitros.

Extrae todo el jugo de un limón mediano, luego procede a colarlo, a objeto de evitar el rato desagradable de encontrarte con una semilla o con pulpa de la fruta.

Mezcla el zumo con el agua y procede a tomarlo en pequeños sorbos.

Algunas personas prefieren agregarle ingredientes como jarabe de arce, miel de abejas, canela, vainilla,  o alguna otra especia, que le aporte un sabor diferente a la toma diaria de limón, incluso llegan a utilizar hojas de perejil, cilantro, laurel u orégano, con tal de no saborear siempre lo mismo.

Otro grupo de personas se decanta por los ingredientes adicionales que aporten, además de sabor, un beneficio adicional como la depuraci´pon o efectos medicinales. Tal es el caso del anís estrella,  la pimienta de cayena, semillas de mostaza o el azafrán.

¿Cómo es la dieta del limón en ayunas?

8

Como ya te he dicho anteriormente en este mismo artículo, el limón  es uno de los elementos más alcalinizantes de la naturaleza, por lo tanto la toma periódica y frecuente de agua con zumo de limón en ayunas, contribuye de manera positiva a nivelar el pH del cuerpo y por ende, previene la aparición de algunas enfermedades, evita el desarrollo de otras y contribuye a la cura de otro tanto.

Mucha personas son escépticas ante esta afirmación, pero estudios científicos han demostrado, que pese a su sabor ácido, una vez que penetra en el organismo y es metabolizado por el mismo, el zumo del limón pierde su característica acidez, para dar paso a la alcalinidad  y se convierte en un elemento de equilibrio positivo para el pH del cuerpo.

Por otra parte, la limonada templada por la mañana, te ayuda a hidratarte y a activar tu metabolismo y todos sabemos  que un metabolismo acelerado es de vital importancia al momento de querer adelgazar.

Un beneficio a destacar del consumo de agua con zumo de limón al levantarte, es que durante la noche privamos al cuerpo tanto de alimentos, como de hidratación, por lo tanto,  al beber esta limonada, el organismo absorbe más rápidamente el fuerte poder antibacterial, antiviral y los poderes de estimulación inmunológica de la misma.

Por supuesto que la dieta del limón en ayunas, implica que una vez te despiertes ingieras limonada, pero luego de esto y pasados unos treinta minutos, debes desayunar y a lo largo del día, estas en el deber de alimentarte de modo saludable y sin saltar las comidas 

Ejemplo de menú para adelgazar en 7 días con la dieta del limón

7

Con esta dieta podrás adelgazar en una semana y si te mantienes con un régimen menos estricto, podrás permanecer en el peso ideal indefinidamente.

Veamos a continuación un menú tipo, que no puedes aplicar por más de siete días, incluso si quieres hacerla de nuevo, debes descansar dos semanas seguidas

Sin embargo,  si así lo deseas, puedes mantener la práctica del consumo de la limonada al menos una vez al día (preferiblemente, durante tiempo indefinido.

Día 1

Al levantarte, limonada depurativa, con o sin elementos adicionales a tu gusto. Recuerda no agregar azúcar bajo ningún concepto.

Durante todo el día beber zumo de limón diluido con agua natural, no fría, sin azúcar.

Desayuno: un yogur natural, cinco almendras sin sal, una rodaja de pan integral.

Merienda: una banana. Limonada con stevia.

Almuerzo: una ración de atún enlatado en agua, con unas gotas de limón y una pizca de sal. Coles de Bruselas al vapor. Media taza de arroz integral. Medio pomelo y un vaso de limonada con una rama de canela y tres hojas de stevia.

Merienda: infusión de limón caliente con jarabe de arce (si es invierno) limonada fría con unas gotas de vainilla (si es veranto)

Cena: verduras al vapor, pechuga de pollo al grill.

Día 2

Al levantarte, limonada depurativa, con o sin elementos adicionales a tu gusto. Recuerda no agregar azúcar bajo ningún concepto.

Desayuno: dos rodajas de piña, un panecillo integral con mermelada sin azúcar. Merienda: cinco fresas naturales. Limonada.

Almuerzo: salmón al horno con verduras. Limonada.

Merienda: Té con limón con stevia

Cena: ensalada de zanahoria, berro, célery, aderezada con una vinagreta de limón y aceite de oliva extravirgen, sal y pimienta de cayena. 1 vaso de zumo de limón diluido en agua templada

Día  3

Al levantarte, limonada depurativa, con o sin elementos adicionales a tu gusto. Recuerda no agregar azúcar bajo ningún concepto.

Desayuno: una taza de avena endulzada con miel, le puedes agregar dos ciruelas pasas y cinco almendras.

Merienda: Té verde con limón con stevia.

Almuerzo: 1 pechuga de pavo a la plancha con limón, ruedas de tomate con  ajo, perejil, aceite de oliva y el zumo de un limón. 1 pera. 2 vasos de zumo de limón en agua templada con anís.

Merienda: medio  pomelo o una  naranja.

Cena: 1 taza de crema de  de calabaza o de verduras variadas, con daditos de pollo,  ensalada de espinaca, lechuga apio, con aderezo de limón y acete de oliva virgen extra. Una taza de fresas. Un vaso de limonada sin azúcar.

Día  4

Al levantarte, limonada depurativa, con o sin elementos adicionales a tu gusto. Recuerda no agregar azúcar bajo ningún concepto.

Desayuno: una rodaja de pan de centeno untado con un poco de mantequilla (no margarina), un kiwi, limonada caliente endulzada con miel de maple.

Merienda: Té con limón con stevia,

Almuerzo: cualquier pescado blanco a la plancha con limón (una porción), ensalada de hojas verdes (espinaca, acelgas, lechuga, apio, aderezada con una vinagreta de limón y aceite de oliva extra virgen a la cual le agregarás hojas troceadas de hierba buen y menta. Una taza con trozos de piña, dos vasos de limonada con unas gotas de vainilla.

Merienda: una taza con trozos de melón o medio  pomelo.

Cena: Calabacines gratinados con queso bajo en grasas,  arroz integral con trocitos de embutidos magros (0% grasa), puré de zanahoria. 2 vasos zumo de limón en agua templada, con una ramita de canela

Día 5

Al levantarte, limonada depurativa, con o sin elementos adicionales a tu gusto. Recuerda no agregar azúcar bajo ningún concepto.

Desayuno: pan de trigo integral con queso bajo en grasas, una perai, limonada caliente endulzada con jarabe de arce.

Merienda: Té con limón con stevia, una mandarina

Almuerzo: pasticho de berenjena.  Una taza de frutos rojos. Dos vasos de zumo de limón en agua templada con unas hojas de perejil y un punto de pimienta de cayena.

Cena: pechuga de pollo al horno sin piel, espinaca gratinada con salsa blanca de limón, una porción de  melón, 2 vasos de zumo de limón en agua templada con estevia.

Dia 6:

Al levantarte, limonada depurativa, con o sin elementos adicionales a tu gusto. Recuerda no agregar azúcar bajo ningún concepto.

Desayuno: una taza de cereal integral con leche descremada, un trozo de sandía,  limonada caliente endulzada con stevia, vainilla y unas semillas de anís estrella.

Merienda: Té con limón con stevia, una banana.

Almuerzo: una taza de lentejas, una porción pequeña de arroz integral, ensalada cocida de zanahoria y patata,  un kiwi, dos vasos de  zumo de limón

Cena: 1 plato mediano de arroz integral con huevo pasado por agua o huevo duro. Mix de lechuga con limón, pimienta, ajo y aceite de oliva extra virgen, 1 pera mediana y  2 vasos de zumo de limón en agua templada con cilantro.

Dia 7

Al levantarte, limonada depurativa, con o sin elementos adicionales a tu gusto. Recuerda no agregar azúcar bajo ningún concepto.

Desayuno:  una taza de frutos rojos del bosque, un sándwich integral con queso bajo en grasas y pechuga de pavo magro, limonada caliente endulzada con stevia, canela y pimienta de cayena.

Merienda: Té con limón con stevia, un melocotón.

Almuerzo: una porción de carne de ternera asada o a la parrilla,  ensalada de diferentes tipos de lechuga, tomate, pepino y el zumo de un limón grande, una manzana

Cena: un  plato grande ensalada de zanahoria, tomate, berro y el zumo de un limón, dos cucharadas de aceite de oliva, pimienta y poca sal, una porción de pollo o pavo hervido sin piel y luego colocado en la plancha, dos rodajas de piña y dos vasos de limonada al gusto.

Recuerda tomar todo el zumo de limón diluido en agua que desees a lo largo del día, mientras te provoque o hasta completar los ocho vasos diarios.

¿Por cuanto tiempo se hace la dieta del limón?

Es recomendable consumir el limón diluido en agua, durante toda la vida, por las propiedades alcalinizantes de la fruta.

Sin embargo, la dieta del limón como tal, debe hacerse entre dos y cuatro veces al año, durante siete días y luego dejar que el organismo retome su ritmo, ya de una forma más saludable.

Aplicar este régimen es altamente recomendado, tanto para aquellas personas que deseen depurar y desintoxicar su cuerpo, como para los que quieran adelgazar.

Como requisito vital antes de comenzar la dieta del limón o cualquier otro régimen de adelgazamiento, debe tenerse en cuenta la visita al médico y la consabida realización de análisis de laboratorio para evitar complicaciones. Consultar a un profesional de la medicina nunca está de más, ya que el consejo de un profesional te ayudará a evitar cualquier trastorno alimentario.

Famosos que han hecho la dieta del limón

B2AAD77D1

Muchos famosos se han visto beneficiados por la dieta del limón, obteniendo resultados realmente satisfactorios, tanto para ellos mismos, como para sus seguidores, quienes han visto el mejoramiento significativo  de una apariencia ya hermosa.

Tal es el caso de  Beyoncé, quien públicamente ha declarado en varias oportunidades, acerca de las bondades y beneficios de consumir zumo de limón.

Según sus propias palabras y las de su entorno profesional, la artista ha visto con satisfacción, como en una semana se ha librado de los kilitos sobrantes, producto de temporadas vacacionales que se ha tomado junto a su esposo y su pequeña hija.

Por otra parte, celebridades como Paulina Rubio, garantizan y dan fé del poder que tiene el zumo de limón en función de rejuvenecer la piel, por tratarse de un antioxidante y neutralizante natural.

Con el limón, las estrellas permanecen jóvenes, con la piel hidratada, delgadas y con el organismo libre de toxinas, lo cual redunda en una actitud positiva, un rostro siempre sonriente y una energía que se les desborda por los poros.

¿Funciona la dieta del limón?¿Cuánto se baja?

Por supuesto que funciona, como funciona todo régimen realizado con conciencia y fuerza de voluntad.

Como ya te he dicho, el limón es un alimento que posee un sinnúmero de cualidades que benefician la salud y es especialmente adelgazante por su capacidad de eliminar la grasa y evitar la absorción de lamisma.

Ahora bien, el zumo de limón por sí solo no hará la diferencia, si continúas comiendo indiscriminadamente, cuanto plato lleno de grasas, carbohidratos y azúcares se te presente delante.

Debes concienciar que adelgazar es primordial para la salud, para la autoestima y para la estética, además es una satisfacción personal que no podrás experimentar a través de otros.

Así que la única manera que tienes de comprobar  si la dieta del limón funciona realmente, es llenándote de mucha voluntad propia y compromiso contigo, realizar la dieta y convencerte de la capacidad de la dieta del limón para hacerte perder peso.

En cuanto a los kilogramos que perderás haciendo esta dieta, nuevamente te digo, esta cantidad varía, de acuerdo a la forma de aplicar la dieta, la actividad física que realices diariamente  y tu capacidad de mantenerte ante un régimen restrictivo, enfocándote no sólo en adelgazar, sino en mantenerte en el peso ideal que has alcanzado.

Si hacer tu dieta del limón concienzudamente y con mucha voluntad, puedes perder entre 3 y 4 kilos en una semana.

Opiniones

Como todo régimen alimenticio que busca tanto la pérdida de peso como la depuración y liberación de toxinas, el del zumo de limón, tiene sus detractores y defensores.

En este sentido, muchas personas opinan que tanto limón, aunado a una alimentación restrictiva, puede ir en detrimento del organismo, lejos de ayudarlo.  Estas personas afirman los órganos internos trabajan en sobremarcha y que es preferible buscar otra alternativa para bajar de peso.

Señalan también que  esta dieta es sumamente restrictiva y por ello pierdes peso rápidamente, pero con su consabido efecto rebote, muy perjudicial, pues hace  que  recuperes los kilos perdidos también de forma muy rápida.

Por otra parte, quienes defienden la ingesta de limón, argumentan que el limón, lejos de dañar el organismo, alcaliniza y nivela el pH corporal, lo cual solo puede beneficiar la salud.

Dicen que si bien es cierto que los kilos se pierden de manera muy rápida, el efecto rebote se puede evitar con una dieta de mantenimiento y con la puesta en práctica de la fuerza de voluntad, que siempre estará el limón para ayudar de nuevo.

Los más radicales, aconsejan la ingesta de limonada sin azúcar todas las mañanas, independientemente de querer deshacerse algunos kilos, pues la utilidad y alcalinidad del esta fruta no tiene comparación con ningún otro elemento de la naturaleza para este fin.

Antes y después de la dieta del limón 

4

10

Otras dietas que podrían interesarte