Dieta del limón para la diabetes

Hablar de diabetes es hablar de algo serio. Esta afección conlleva a tener un cuidado sumamente cauteloso con la alimentación y lo que se consume. Una mala dieta puede repercutir de mala manera.

Y esto lo sabe cualquiera que lea estas líneas y sufra de esta enfermedad. Sin embargo, para quienes no conozcan esta enfermedad, es bueno un repaso de ella antes de adentrarnos en el objetivo de este texto.

La diabetes es ni más ni menos que una afección crónica. Esto quiere decir que padecerla significa sufrir de ella toda la vida. Aunque existe la excepción de la diabetes durante el embarazo.

En cuanto a la diabetes de tipo 1 y tipo 2, son irreversibles. A pesar que cada una tiene su tratamiento, sus causas son distintas. La diabetes de tipo 1 es la más rara, ya que todavía no se entiende su causa con precisión.

Se produce por una reacción auto inmune del cuerpo que evita que el páncreas produzca insulina. Esto se presenta en niños y adolescentes mayormente, y de manera abrupta.

diabetes2

Por otro lado, la diabetes de tipo 2 se produce en personas ya adultas o de avanzada edad. Los últimos años se han venido dando casos de gente joven con esta afección.

A diferencia de la de tipo 1, el cuerpo si produce insulina pero es insuficiente. Sin embargo, no se presentan síntomas inmediatos que hagan saber que se padece de ella.

Esto origina que pasen años antes que sea diagnosticada, causando mucho daño al organismo. Si no es diagnosticada a tiempo, los daños pueden ser irreversibles.

diabetes1

La causa específica de la diabetes de tipo 2 se desconoce también. Se tiene pista y bases casi sólidas de que puede ser hereditaria. Algunos estudios demuestran grandes porcentajes de personas cuyos familiares la han padecido también.

Limón para la diabetes

El limón es una fruta de propiedades benéficas casi infinitas. Gracias a su cantidad de vitaminas y ácido cítrico es recomendada por médicos para muchas enfermedades.

Tal es el caso de la diabetes. El limón está entre las cinco frutas más recomendadas para combatir esta enfermedad. Y esta se puede añadir a la dieta cotidiana de un diabético de forma sencilla.

aparato1

A diferencia del uso que se le da para otras enfermedades, aquí se usa el limón casi entero. Lo mejor es extraer su pulpa, es decir, toda la fibra que se encuentra dentro.

En ayunas, exprimimos el jugo de dos limones en la licuadora y añadimos dos vasos de agua. Luego, extraemos la pulpa interna con una cuchara, y licuamos. Beber un vaso de este jugo ayudará a combatir la diabetes.

portada

El primer beneficio es que te ayudará a mantenerte hidratado. El segundo va que el ácido cítrico del limón corta el exceso de glucosa en la sangre. Seguir esta dieta hará que te sientas mejor y más saludable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *