La cultura popular ha dado auge a distintos remedios caseros que se pasean entre lo falso y lo cierto. Uno de ellos es que el limón aclara la piel, y esto no es algo reciente, pues se menciona desde hace años.

El limón es una fruta que sin duda alguna proporciona beneficios incontables a la salud humana. De igual forma, también tiene propiedades que proporcionan distintos usos del mismo.

Entre sus usos estéticos se encuentra el de desodorante, ya que es capaz de eliminar bacterias de la forma más natural. Y además tenemos también que aclara la piel.

¿Por qué el limón aclara la piel? Pues, resulta que aparte del ácido cítrico, el limón es rico en Vitamina C. La Vitamina C es un complemento de vital importancia para nutrir el cabello y la piel.

Hay que tener en cuenta que la Vitamina C también hace reacción en nuestra piel y cabello al exponerse a los rayos del sol. Es por ello que la luz solar puede ser nuestra amiga para aclarar, pero también nuestra enemiga.

claro1

Ahora, lo primero para saber como el limón aclara la piel y llevar a cabo el proceso es tener en cuenta cómo nos lo vamos a aplicar.

Hay distintos modos, ya sea cortando el limón a la mitad, empapar un algodón con su jugo y frotárnoslo. Luego de media hora hay que lavarnos.

Podemos también rayar la cáscara del limón y frotar la ralladura en nuestra piel. Esto sirve para limpiar los poros y absorber de manera cuidadosa los nutrientes del limón. Tomará tiempo pero logrará aclarar la piel.

rodajas1

También podemos hacer nuestra propia loción o crema de limón. En Internet hay muchas recetas, pero al final todas tienen el mismo resultado. De una u otra forma, el limón aclara la piel pero toma tiempo.

Es importante saber que si se hará uso de la luz solar para acelerar el proceso, se tenga muchísimo cuidado. Los efectos negativos pueden ser fatales y dejar manchas en la piel.

 

El limón es bueno para el acné

Por las mismas propiedades por las que el limón aclara la piel, es bueno para el acné también. Recordemos que la Vitamina C es buena para la piel, y el ácido cítrico un enemigo para los barros.

casero1

Pero es importante saber que si aplicamos el limón directamente solo haremos que se irrite la piel. Lo mejor es mezclarlo con agua y mojar un algodón en él.

Este algodón lo frotaremos en los barros de la cara, tanto en las mañanas como la noche. Frotaremos y lavaremos con agua unos minutos después. De esta forma en un par de días empezaremos a notar los cambios.