Todos queremos bajar de peso, en especial cuando queremos renovar el vestuario; también cuando se acerca el verano; o si tenemos alguna invitación a nadar.

Por esto, ponemos todas nuestras energías en buscar algún método que nos facilite alcanzar nuestro objetivo, sin mucho esfuerzo y sin agregar componentes químicos a nuestro organismo.

Todos estamos entusiasmados con el agua de limón en ayunas, pero muy pocos nos hemos preguntado realmente  qué hace el agua fría con limón.

Con esta bebida, todo son buenas noticias, ya que la cantidad de propiedades que tiene el limón, conlleva una serie de beneficios que mejoran la salud de nuestro cuerpo.

Si ya sabes cómo se prepara esta mezcla y si quieres consumirla fría, pero desconoces que sucede en tus órganos, cuando la bebes, ahora mismo te enterarás.

Sabemos que tomar agua fría con limón en ayunas, es una costumbre que viene aplicándose de generación en generación y que en los últimos años, se ha ido extendiendo en todos los estratos sociales, grupos etarios y género.

Esto se debe a los beneficios que proporciona esta práctica, a lo sencillo que se hace su preparación; al sabor inigualable del limón; y por supuesto a que experiencia indica que tiene propiedades adelgazantes.

El agua fría con limón en la mañana, antes de desayunar, activa tus órganos internos y te proporciona mayor cantidad de energía para comenzar tus actividades diarias.

Agiliza el tránsito intestinal, por lo tanto te ayuda a expulsar los desechos orgánicos que se puedan acumular en tu colon, es decir, que si tu actividad intestinal es lenta, esta bebida te ayuda a acelerarla, evitando el estreñimiento.

La acción diurética de las frutas cítricas y por lo tanto el limón, estimula la actividad renal, eliminando el líquido que hayas acumulado y todas  las toxinas mediante la micción.

El alto contenido de vitamina C del limón, lo convierte en un poderoso antioxidante, que detienen acción de los radicales libres que causan el envejecimiento y algunas enfermedades.

El agua fría con limón está cargada de ventajas en la lucha contra las bacterias, que puedan ocasionarte infecciones, pues su capacidad antibacteriana, se enfrenta a los microorganismos que pueden afectar tu salud.

Al tomar un vaso de agua fría con limón, estás introduciendo en tu cuerpo, una bebida que influirá positivamente en la suavidad, tersura y brillo de tu piel, ya que la vitamina C,  actúa como capa protectora contra los rayos UVA y UVB.

Ahora que sabes lo que hace el agua fría con limón, en tu cuerpo, seguramente vas a comenzar a tomar la mezcla diariamente, pero recuerda que no es recomendable hacerlos por más de seis semanas, dejar pasar seis semanas más y luego comenzar.

La razón de esto, es que el poder abrasivo del limón, podría comenzar a afectar el esmalte dental; o en el caso de personas con problemas de gastritis o úlceras estomacales, es mejor evitar su consumo.

Por otra parte, si quieres bajar de peso, puedes consultar a tu médico acerca del consumo de agua fría con limón y solicitar que te elabore un buen plan de alimentación y ejercicios físicos.